El japonés Kanoa Igarashi ganó el pasado domingo 5 de agosto su segundo US open consecutivo en una final muy reñida contra Griffin Colaptino, en la que consiguió voltear el score en los últimos minutos.

Iragashi registró carreras de 7.60 y 8.17 para vencer finalmente a su oponente con una diferencia de 0.77 puntos.

El rider de Ocean and Earth, asegura que ni siquiera recuerda la ola y que sabía que Huntington, ciudad donde se celebró el evento, iba a darle buenas olas. Y así fue, convirtiendo ese día en uno que el surfista recordará durante toda su vida.

Ahora, el joven de 20 años de edad, pone su objetivo en ganar los Juegos Mundiales de Surf, que tendrán lugar a mediados de septiembre y en los cuales representará a Japón.

¡Enhorabuena, Kanoa!

DUNA